The Airtales Blog

Consejos para mejorar la calidad del aire que respiras

La contaminación del aire a la que se encuentran sometidas nuestras ciudades, e incluso entornos rurales, se ha convertido en un importante riesgo para nuestra salud. Vivimos rodeados de un peligro invisible que, según cálculos de la Organización Mundial de laSalud, estaría provocando más de siete millones de muertes prematuras al año en todo el mundo. 

Revertir esta tendencia y lograr un aire más puro es posible. Tomando como ejemplo lo sucedido con la COVID-19 durante la etapa más dura del confinamiento, la Agencia Europea del Medio Ambiente observó una reducción importante de la contaminación que, en grandes ciudades como Madrid o Barcelona, llegó a bajar más de un 50%. 

Es por tanto evidente que está en nuestra mano mejorar la calidad del aire que respiramos. Y para ello no hace falta paralizar ciudades, sino que basta con que nos concienciemos. Cada uno de nosotros puede hacer algo por el medio ambiente y por nuestra propia salud. 

A continuación compartimos contigo algunos consejos e ideas para que pongas de tu parte contribuyendo a mejorar la calidad del aire que respiras.

 

Valora tus opciones de transporte sostenible

En los últimos años hemos visto como se han sumado opciones de transporte más ecológicas a nuestras ciudades. Servicios de bicicletas, motos y patinetes eléctricos se han multiplicado para ofrecernos otras opciones de desplazamiento a distancias cortas. 

Gracias a distintas empresas ni siquiera es necesario adquirir uno de estos vehículos, bastando con pagar por su uso. Para algunas personas este tipo de transporte resulta tan cómodo y eficiente que lo han incorporado por completo a su día a día. 

Si tus desplazamientos diarios suelen ser urbanos, es probable que alguna de estas opciones te resulte válida. Con ello estarías ayudando a reducir la contaminación que produce el exceso de automóviles en nuestras calles. Y, de paso, ahorrarías tiempo y dinero en tus trayectos.

 

Usa el transporte público y/o comparte coche

Para aquellas personas en las que lo anterior no es una opción, todavía pueden contribuir a mejorar la calidaddel aire. En este caso nuestra recomendación es hacer un mayor uso del transporte público, que en muchas ciudades se ha mejorado con flotas de autobuses sostenibles y taxis eléctricos.

Cuando esto tampoco sea posible, siempre queda la opción de tratar de compartir coche. De este modo se evitan los desplazamientos individuales, los atascos y la contaminación asociada a miles de vehículos que circulan con solo uno o dos ocupantes, cuando podrían ir cuatro o cinco personas que comparten destino o itinerario.

 

Conduce de manera más eficiente

Si tienes que usar tu propio coche, todavía puedes contribuir a disminuir la contaminación a través de una conducción eficiente. Simplemente con que todos los conductores miraran por este aspecto, el impacto sobre el aire que respiramos sería notable

Conducir eficientemente significa tener en cuenta distintos aspectos, unos sobre la propia conducción y otros sobre el vehículo. Por ejemplo, evitar acelerar o frenar bruscamente, hacer un uso moderado del aire acondicionado, cambiar de marcha en el momento adecuado, apagar el motor en parones y atascos… 

El estado en el que se encuentre el coche también influye sobre su nivel de contaminación. Por eso es recomendable pasar inspecciones periódicas y reparar aquellos aspectos que influyen sobre un mayor consumo de combustible (presión de los neumáticos, estado de los filtros,etc.).

 

Haz un uso prudente de aire acondicionado y calefacción

No todo lo que tiene que ver con la contaminación del aire va en relación al transporte. Un buen ejemplo de ello es el uso que hacemos de aire acondicionado y calefacción en casa, la oficina, los comercios, etc. Seguro que, a poco que mires bien a tu alrededor, encontrarás situaciones en las que es posible un uso más sostenible de estos elementos

Y es que, al contrario de lo que muchos piensan, cuando llega el frío no es necesario subir de los 25 grados para estar calentitos. Del mismo modo, el calor del verano no se combate mejor bajando el aire acondicionado a los 18. Optar por temperaturas medias nos dará los mismos resultados y, además contaminará mucho menos.

 

Ventila, aspira y limpia de forma eficiente

Aunque tendemos a pensar que el exterior se encuentra más contaminado, este es uno de los mitos que existen sobre la calidad del aire. La realidad es que en el interior de nuestros hogares el aire contiene compuestos orgánicos volátiles (COV) procedentes del polvo en suspensión, el uso de calefactores y químicos (productos de limpieza, ambientadores…), partículas que desprenden electrodomésticos y mobiliario… 

Los COV afectan a nuestra salud y debemos tenerlos muy en cuenta. Por eso es recomendable que los espacios cerrados se ventilen adecuadamente, en periodos cortos y varias veces al día. Igualmente, a la hora de limpiar es mejor usar un aspirador potente que barrer y dispersar todas esas partículas en el aire. Y por último, considera que el uso de productos de limpieza con aerosoles y químicos agresivos tampoco es lo más recomendable, siendo mejor acudir a opciones más naturales.

 

Monitoriza la calidad del aire en tu entorno

Como puedes ver son varias las líneas de acción a nuestro alcance para mejorar la calidad del aire que respiramos. Todo ello se puede complementar con un buen sistema de medición y toma de acciones como el que te ofrecemos desde AIRTALES

Contar con AIRTALES en tu hogar u oficina te permite conocer la composición del aire que respiras en entornos cerrados. Teniendo en cuenta que pasamos cerca del 80% de nuestro tiempo en estos espacios, y que es aquí donde la calidad del aire disminuye más, ¿no merece la pena hacer visible lo invisible y descubrir realmente lo que estás respirando? 

¡Haz ya tu pre-reserva de AIRTALES!

Advice

Need more information?
Doubts about pre-order our sensor?

Send us a message and we´ll be in touch right away

Pre-order